Abdominoplastia

Si a pesar del ejercicio y de las dietas no consigues recuperar tu vientre plano, una abdominoplastia podría ser tu solución.

Este es uno de los procedimientos más populares que realizo sobretodo a dos tipos de pacientes: las madres que no han recuperado su figura tras un embarazo y la gente que ha perdido mucho peso.

Habrás oído que haciendo abdominales tensarás la piel de tu barriga, del mismo modo que haciendo pectorales subirás el pecho. Por desgracia esto no es cierto y si lo que tienes es una piel cedida, la manera de solucionarlo será mediante una cirugía que elimine el exceso de piel.

Esta cirugía sirve para tratar tres problemas en uno: el exceso de piel, el exceso de grasa y la tensión de los músculos mediante distintas técnicas combinadas en un plan personalizado para las necesidades individuales de cada paciente. No se debe realizar la misma cirugía a todo el mundo, al contrario, debemos adaptarnos a las necesidades de cada paciente porque cada uno es único. Las técnicas disponibles son:

  • La liposucción elimina el exceso de grasa localizada y ayuda a conseguir la silueta ideal.
  • Mini abdominoplastia, aborda el exceso de piel sólo por debajo del ombligo, pero no consigue tensar los músculos (los abdominales). Sin embargo se realiza a través de una cicatriz más corta que la abdominoplastia completa.
  • Una abdominoplastia completa estira todo el exceso de piel desde el reborde costal hasta el pubis. A la vez se puede operar también los músculos para tensarlos entallando la cintura. La cicatriz es mayor que en la miniabdominoplastia. Se puede combinar con liposucción para lograr la eliminación óptima de la grasa. Mediante esta técnica se ​​alcanza el máximo endurecimiento del abdomen.
  • Abdominoplastia extendida. Se utiliza si la pérdida de peso ha provocado un exceso de piel que se extiende alrededor de la cadera. Mediante una cicatriz ampliada es posible tratar otras zonas adyacentes, eliminando también esa piel redundante alrededor de la cadera y mejorando el contorno corporal. La cicatriz es algo más larga que en una abdominoplastia tradicional.

Es muy frecuente la combinación de abdominoplastia y cirugía mamaria tras pasar por uno o varios embarazos en un procedimiento mixto muy popular conocido como mummy makeover. Ésta se dirige a las dos áreas más afectadas por el embarazo y la lactancia – la barriga y los pechos. Haz clic aquí si deseas obtener más información sobre la cirugía combinada postembarazo (mummy makeover).

Lo que necesitas es un verdadero especialista en cirugía plástica.

Si has estado buscando información en internet sobre esta operación y no te aclaras con qué técnica es mejor o dónde operarte o cuál será la mejor clínica, debes saber que no estás sola. Con todos los “expertos” que ofrecen opiniones diferentes, es fácil sentirse aturdida. Lo que necesitas no es otra opinión más, sino un DIAGNÓSTICO de un profesional. Es decir, sentarte tranquilamente junto a un verdadero especialista en la materia y dejar de peregrinar de un sitio a otro oyendo opiniones sin fundamento. Alguien con formación y experiencia en estas cirugías, que pueda explicarte de una manera clara las opciones disponibles, y qué tipo de cirugía se adaptará mejor a tus necesidades individuales.

La única manera de garantizar unos buenos resultados en cirugía estética es ponerte en manos de profesionales con experiencia. Los resultados de las cirugías estéticas bien hechas pueden durar tiempo,…….. mucho, mucho tiempo.

Desgraciadamente, los resultados de las malas cirugías,……..también.

La metodología común

Durante los últimos quince años, he trabajado en la Seguridad Social y en la medicina privada. He operado a cientos de pacientes, asistido a multitud de cursos y congresos y consultado con decenas de compañeros especialistas, y estudiado cada publicación importante de la literatura médica sobre esta cirugía y los tratamientos alternativos

En ese tiempo, he aprendido que cada paciente es diferente, y por tanto no existe un método común para la elección de la cicatriz, la técnica a emplear y, en general,  decidir sobre la opción de tratamiento más favorable. La técnica a elegir debe ser INDIVIDUAL para cada paciente si queremos un resultado natural. No soy de esos doctores que siempre dejan a todas sus pacientes operadas con el mismo aspecto como si fueran clones. Ni me gusta realizar cirugías agresivas. Al contrario, suelo ser moderado con mis tratamientos adaptándome a las necesidades de cada paciente, y consiguiendo unos RESULTADOS NATURALES, porque para mí, la mejor cirugía es la que no se sabe si está operada o no.

Tu tienes la última palabra

En otras palabras, tengo la experiencia suficiente para asesorarte a tomar la decisión más correcta. Este es un camino que recorreremos juntos. Tu tendrás la decisión final de lo que quieres hacerte, pero yo te contaré cómo se puede conseguir, asesorándote siempre para que la cirugía valga la pena.

Mi objetivo es informarte, asesorarte y guiarte a un completo entendimiento de las opciones para alcanzar tus objetivos resolviendo tus dudas para disipar tus preocupaciones antes de la cirugía. Tú y yo vamos a ser un equipo. Tu fijas el objetivo y yo te ayudo a alcanzarlo. De este modo, al final, los dos estaremos satisfechos con los resultados.

Te mereces la mejor atención

Una vez más, mi papel antes de la operación es el de un asesor. Voy a escuchar  tus deseos y ofrecer orientación hasta que ambos estemos de acuerdo con el plan trazado para alcanzar los resultados que estás buscando. Nuestra relación se basa en la confianza mutua y el respeto; cuando vengas a la consulta, serás atendida directamente por mí, no por una comercial a comisión que solo piensa en “colarte” la cirugía a cualquier precio. Hay mucha gente a la que le aconsejo honestamente no operarse si es que veo que no va a valer la pena. Si me distingo en algo de la competencia, es principalmente por mi profesionalidad.  No trabajo para otros ni para empresas. Tengo con mis pacientes una relación DIRECTA médico-paciente. Como paciente mía, tu bienestar es mi responsabilidad personal, y por ello te mereces mi mayor atención.

Juntos, vamos a elaborar un plan quirúrgico que está diseñado específicamente para ti, teniendo en cuenta tus deseos, edad,  actividad deportiva, embarazos, y tu anatomía específica.

Antes y Después

Galería de fotos

Ficha técnica

Tiempo quirúrgico Aproximadamente 3 horas.
Anestesia General.
Hospitalización 1- 2 noches en el hospital
Recuperación 1 – 2 semanas aproximadamente
Resultados Definitivos

 

Vuestras dudas:

¿Cómo quedaré?

¿Dónde van los puntos?

¿Me puedo operar en verano?

¿Se puede hacer sin cirugía?

¿Cuánto cuesta el tratamiento?

¿Seré un buen candidato para esta cirugía?

¿Se pueden eliminar las estrías?

¿Cuánto tiempo necesito estar de baja?

¿Cuándo puedo volver a mi actividad normal?

Testimonios de pacientes

videos

¿Y si decides ir adelante?

¿Qué sucede en la primera consulta?

¿Qué sucede en la segunda consulta?

La cirugía en resumen

¿Cuándo puedo ir a casa?

¿Tendré que volver para el cuidado post-operatorio?

Dar el siguiente paso.

Si deseas aprender más acerca de esta cirugía o deseas seguir adelante para mejorar tu autoestima y satisfacción, haz clic en el botón de abajo para solicitar una cita con el Dr. Solesio.

Tratamientos relacionados:

Liposucción:  Consiste en eliminar la grasa mediante una el uso de aspiración. A través de cicatrices mínimas. Ideal para gente por acúmulos de grasa localizados y con piel tersa. No es para perder peso, sino para adelgazar aquellas zonas con grasa rebeldes a la dieta y al ejercicio.

Mummy makeover: Una de las cirugías que más se asocian con el estiramiento de abdomen es la corrección del pecho caído y/o vacío. Esta combinación se conoce como mummy makeover y está muy de moda entre las famosas de Hollywood, las cuales usan esta técnica para recuperar su figura en un tiempo récord.

 

 

 

 

Redes Sociales
Dónde estamos
C/Granja de Rocamora 6 -1º Alicante 03015 Tel 965 92 07 13