Lóbulos

Lóbulos rasgados

Es muy común entre las mujeres que en un momento de vuestra vida alguien os dé un tirón de un pendiente. Como consecuencia de ello se produce una herida en el lóbulo de la oreja y un agrandamiento del agujero del pendiente, llegando en algunas ocasiones a partirse completamente el lóbulo en dos. Es lo que se conoce como lóbulo rasgado. Tanto si es completo como incompleto, supone un problema a la hora de llevar pendientes por lo que necesitáis que se os repare. En nuestras manos, es una intervención es sencilla, rápida, con anestesia local y sin ingreso.

Acortamiento de lóbulos

En ocasiones el problema que os acompleja es que los lóbulos de las orejas son demasiado grandes o demasiado largos. Para solucionarlo existen diferentes técnicas. Con los años he acabado incluso diseñando mi propia técnica obteniendo mejores resultados, dejando escondida una sola cicatriz en la parte de atrás de la oreja. La intervención es sencilla, rápida, con anestesia local y sin ingreso.

Lóbulos vacíos

Es posible que hayas notado que el lóbulo de la oreja está como vacío y con arrugas debido al paso del tiempo y esto hace que no luzcan tanto tus pendientes ni tus orejas. La solución es muy sencilla y se puede realizar en tan solo una consulta. Sin cirugía ni ingresos. Consúltame si quieres saber más.

Lo que necesitas es un verdadero especialista en cirugía de lóbulos de orejas.

Si has estado buscando información en internet sobre lobuloplastias, pero todavía tienes problemas para distinguir la realidad de la ficción y no te aclaras con qué técnica es mejor, debes saber que no estás sola. Con todos los “expertos” que ofrecen opiniones diferentes, es fácil sentirse aturdida.

Lo que necesitas es sentarte tranquilamente junto a un verdadero especialista en la materia y dejar de peregrinar de un sitio a otro oyendo opiniones sin fundamento. Alguien con formación y experiencia en estas cirugías, que pueda explicarte de una manera clara las opciones disponibles, y cuál se adaptará mejor a tus necesidades individuales. La única manera de garantizar unos buenos resultados en cirugía estética es ponerte en manos de profesionales con experiencia. Los resultados de las cirugías estéticas bien hechas pueden durar tiempo,……. Mucho, mucho tiempo.
Desgraciadamente, los resultados de las malas cirugías, …….también.

Antes y Después
Galería de fotos

Me adapto a ti.

Durante los últimos quince años, he trabajado en la Seguridad Social y en la medicina privada. He operado a cientos de pacientes, asistido a multitud de cursos y congresos y consultado con decenas de compañeros especialistas, y estudiado cada publicación importante de la literatura médica sobre esta cirugía.

En ese tiempo, he aprendido que cada paciente es diferente, y por tanto no existe un método común para realizar esta cirugía a todos los pacientes. La técnica a elegir debe ser INDIVIDUAL para cada paciente si queremos un resultado natural. No soy de esos doctores que siempre hacen la misma técnica quirúrgica a todos los pacientes y quedan todos iguales como si fueran maniquíes de fábrica. Es importante ajustarnos a la anatomía particular de cada uno. Soy capaz de adaptarme a las necesidades de cada paciente.

Tu tienes la última palabra.

En otras palabras, tengo la experiencia suficiente para asesorarte a tomar la decisión más correcta. Este es un camino que recorreremos juntos. Tu tendrás la decisión final del tipo de resultado que te gustaría, dónde podemos hacer las cicatrices y cómo quieres la cirugía.
Mi objetivo es informarte, asesorarte y guiarte a un completo entendimiento de las opciones para alcanzar tus objetivos resolviendo tus dudas para disipar tus preocupaciones antes de la cirugía. Tú y yo vamos a ser un equipo. Tu fijas el objetivo y yo te ayudo a alcanzarlo. De este modo, al final, los dos estaremos satisfechos con los resultados.

Te mereces la mejor atención.

Una vez más, mi papel antes de la operación es el de un asesor. Voy a escuchar tus deseos y ofrecer orientación hasta que ambos estemos de acuerdo con el plan trazado para alcanzar los resultados que estás buscando. Nuestra relación se basa en la confianza mutua y el respeto; cuando vengas a la consulta, serás atendida directamente por mí, no por una comercial a comisión que solo piensa en “colarte” la cirugía a cualquier precio. Si me distingo en algo de la competencia, es principalmente por mi profesionalidad. No trabajo para otros, ni para empresas, es una relación DIRECTA médico-paciente. Como paciente mía, tu bienestar es mi responsabilidad personal, y por ello te mereces mi mayor atención.

Juntos, vamos a elaborar un plan de lobuloplastia que está diseñado específicamente para ti, teniendo en cuenta tus deseos, actividad deportiva, embarazos, y tu anatomía específica.

Ficha técnica

Tiempo Quirúrgico 10 minutos por oreja
Anestesia Local
Hospitalización Niguna
 Recuperación 1 día
Resultados inmediatos Inmediatos

Testimonios de pacientes
videos

¿Y si decides ir adelante?

¿Qué sucede en la primera consulta?

¿Qué sucede en la segunda consulta?

A estas alturas ya estarás plenamente informada de todos los detalles y es entonces cuando puedes realmente decidir si quieres o no operarte. Esto se traduce en firmar la autorización para ello, es decir, el “consentimiento informado”, que no me quita responsabilidad ni te obliga a operarte. Es simplemente una autorización que me das para operarte en la que nos aseguramos de que has tomado la decisión tras estar bien informada. De este modo evitamos que se opere la gente por impulso o por la presión de agentes comerciales a comisión.

Los detalles, importan.

LO IMPORTANTE NO ES OPERAR RÁPIDO, SINO OPERAR BIEN. Por ello me tomo todo el tiempo que sea necesario para ser meticuloso con la cirugía y conseguir los mejores resultados. Una de las cosas a las que más atención presto es la sutura de la herida. Uso hilos reabsorbibles, de este modo no hay que quitarlos.

Si tienes algún problema después de la cirugía es cuando agradecerás más que nunca un trato directo conmigo y tenerme disponible 24 horas. También podrás llamarme para resolver inquietudes aunque no sean verdaderas complicaciones. La tranquilidad no tiene precio.

¿Tendré que volver para el cuidado post-operatorio?

¿Cuánto tiempo necesito estar de baja?

¿Cuándo puedo volver a mi actividad normal?

Dar el siguiente paso.

Si deseas aprender más acerca de esta cirugía o deseas seguir adelante para mejorar tu autoestima y satisfacción, haz clic en el botón de abajo para solicitar una cita con el Dr. Solesio.

Redes Sociales
Dónde estamos
C/Granja de Rocamora 6 -1º Alicante 03015 Tel 965 92 07 13