Reducción de mamas

Tener unos senos demasiado grandes, puede ser un problema además de resultar muy incómodo. Llevo años viendo a pacientes que se quejan de las mamas cuando su tamaño es excesivo. Os duele la espalda, se os clava el tirante del sujetador, se os irritan los pliegues bajo los pechos, son incómodos al hacer deporte, limitan vuestro bienestar social, hacen que sea difícil vestir con lo que os gusta, los bikinis no sientan bien y hacen que parezca que ese pecho corresponde a una mujer de mayor edad. En casos extremos pueden llegar a doler y/o a provocar dificultad respiratoria.

Para solucionarlo existe la mamoplastia de reducción. Es el nombre que le damos a la cirugía mediante la cual, además de quitarle volumen al pecho, lo colocamos a su altura ideal y cambiamos su forma, dejándolos firmes, altos, redondos y en proporción con el resto de tu cuerpo. También se puede aprovechar esta cirugía para hacer más pequeñas las areolas (piel oscura que rodea al pezón).

Cuando está bien indicada, es una cirugía que os satisface mucho, devolviéndoos la libertad de estar cómodas con vuestro pecho. Esta cirugía ayuda a recuperar la autoestima tras verse cómo el paso del tiempo ha descolgado el pecho. La paciente se siente más atractiva y segura de sí misma, mejorando su autoestima y repercutiendo muy positivamente en su entorno social, conyugal y laboral.

Lo que necesitas es un verdadero especialista en reducción mamaria

Si has estado buscando información en internet sobre la reducción del tamaño de los senos, pero todavía tienes problemas para distinguir la realidad de la ficción, no te aclaras con qué técnica es mejor o qué cicatrices son necesarias para reducir tu pecho, debes saber que no estás sola. Con todos los “expertos” que ofrecen opiniones diferentes, es fácil sentirse aturdida.

Lo que necesitas es sentarte tranquilamente junto a un verdadero especialista en la materia y dejar de peregrinar de un sitio a otro oyendo opiniones sin fundamento. Alguien con formación y experiencia en estas cirugías, que pueda explicarte de una manera clara las opciones disponibles, y qué técnica es mejor para reducir el tamaño de tu pecho consiguiendo la armonía con el cuerpo y dándole una forma atractiva. La cirugía de reducción mamaria es una de las cirugía que realizo más a menudo, dominando incluso los casos más exagerados que son los que acuden a la Seguridad Social.

La única manera de garantizar unos buenos resultados en cirugía estética es ponerte en manos de profesionales con experiencia. Los resultados de las cirugías estéticas bien hechas pueden durar tiempo,……… mucho tiempo.
Desgraciadamente, los resultados de las malas cirugías,……. también.

Antes y Después
Galeria de fotos

La metodología común

Durante los últimos quince años, he trabajado en la Seguridad Social y en la medicina privada. He operado a cientos de pacientes, asistido a multitud de cursos y congresos, consultado con decenas de compañeros especialistas, y estudiado cada publicación importante de la literatura médica sobre la reducción de pecho.

En ese tiempo, he aprendido que cada paciente es diferente, y por tanto no existe un método común para la elección de la técnica quirúrgica, de la cicatriz y, en general, decidir sobre la opción de tratamiento más favorable. La técnica a elegir debe ser INDIVIDUAL para cada paciente si queremos un resultado natural. No soy de esos doctores que siempre operan con la misma técnica a todas sus pacientes, sino que personalizo la elección de la técnica para adaptarme a las necesidades de cada paciente y alcanzar así el resultado ÓPTIMO.
Tu tienes la última palabra

En otras palabras, tengo la experiencia suficiente para asesorarte a tomar la decisión más correcta. Este es un camino que recorreremos juntos. Mi objetivo es informarte, asesorarte y guiarte a un completo entendimiento de las opciones para alcanzar tus objetivos resolviendo tus dudas para disipar tus preocupaciones antes de la cirugía. Tú y yo vamos a ser un equipo. Tu fijas el objetivo y yo te ayudo a alcanzarlo. De este modo, al final, los dos estaremos satisfechos con los resultados.

Te mereces la mejor atención

Una vez más, mi papel antes de la operación es el de un asesor. Voy a escuchar tus deseos y ofrecer orientación hasta que ambos estemos de acuerdo con el plan trazado para alcanzar los resultados que estás buscando. Nuestra relación se basa en la confianza mutua y el respeto; cuando vengas a la consulta, serás atendida directamente por mí, no por una comercial a comisión que solo piensa en “colarte” la cirugía a cualquier precio. Si me distingo en algo de la competencia, es principalmente por mi profesionalidad. No trabajo para otros, ni para empresas, es una relación DIRECTA médico-paciente. Como paciente mía, tu bienestar es mi responsabilidad personal, y por ello te mereces mi mayor atención.

Juntos, vamos a elaborar un plan de tratamiento diseñado específicamente para ti, teniendo en cuenta tus deseos, actividad deportiva, embarazos, y tu anatomía específica.

Ficha técnica

Tiempo quirúrgico 2 – 4 horas
Anestesia  General
Hospitalización 1 día
Recuperación 1 semana
Resultados Inmediatos

 

Diferentes variantes=diferentes opciones

A continuación te adelanto algunos de los puntos que vamos a tratar en las visitas:

Tipo de cicatrices.

Si un pecho es muy grande, lógicamente tendrá mucha piel. Si lo reducimos, nos sobrará piel, y esta piel habrá que quitarla. Al cortar la piel para quitarla, se crearán cicatrices ya que las heridas tienen que cicatrizar. De todo esto podemos deducir que cuanto más grande sea el pecho, más exceso de piel habrá y por tanto, mayores serán las cicatrices.

Sin embargo existen técnicas específicas para reducir la longitud de la cicatriz. Durante varios años me he especializado en diferentes técnicas para reducir las mamas, incluyendo las técnicas con cicatrices mínimas. Por ello es importante saber emparejar bien cada caso con su técnica más adecuada, para garantizar así los mejores resultados.

En mis cirugías coloco las cicatrices en lugares estratégicos, donde las cicatrices pasan más desapercibidas. Normalmente las cicatrices evolucionarán durante meses viéndose cada vez menos hasta alcanzar aproximadamente el año, momento en el que suelen estabilizarse y adquirir su aspecto final.

Asociar un aumento a la reducción mamaria.

¿Aumentar y reducir el pecho a la vez? Sé que suena paradójico, pero no lo es.
Muchas veces, cuando tenéis un pecho muy caído, se os queda muy plana la parte más alta del pecho (la del escote). Es como si el pecho fuera demasiado grande en su parte de abajo y demasiado pequeño en la parte de arriba. Si os levantáis el pecho, no llega a abultarse la parte del escote.

Para solucionar esto puede practicarse una reducción/elevación del pecho y además rellenar la parte de arriba con una prótesis de silicona o, como alternativa, con una AUTOPRÓTESIS BIOLÓGICA hecha del propio tejido de la mama, que le da un aspecto más natural y evita las posibles complicaciones de las prótesis mamarias. Los resultados son espectaculares.

Vuestras dudas:

¿Dónde irán las cicatrices?

¿Cuánto durará el resultado?

¿Me puedo operar en verano?

Técnicas combinadas

Testimonios de pacientes
videos

¿ Y si decides ir adelante?

¿Qué haremos en la primera consulta?

¿Qué sucede en la segunda consulta?

A estas alturas ya estarás plenamente informada de todos los detalles y es entonces cuando puedes realmente decidir si quieres o no operarte. Esto se traduce en firmar la autorización para ello, es decir, el “consentimiento informado”, que no me quita responsabilidad ni te obliga a operarte. Es simplemente una autorización que me das para operarte en la que nos aseguramos de que has tomado la decisión tras estar bien informada. De este modo evitamos que se opere la gente por impulso o por la presión de agentes comerciales a comisión.

La cirugía en resumen

La cirugía de reducción mamaria se realiza bajo anestesia general, a cargo de un anestesista en un hospital acreditado, por lo que tiene la seguridad del más alto nivel. Para ello, una vez DENTRO del quirófano, te administraremos un sedante (tranquilizante) que te produce sueño (y tal vez una leve sensación de mareo) y hace que no notes nada, y a continuación otros medicamentos necesarios para la anestesia.

Lo primero que haremos tras dormirte es preparar el campo quirúrgico, para luego recolocar los pezones a su altura correcta y eliminar el exceso de tejido sobrante en la mama. La piel de ambos lados del seno, se trae alrededor de la areola dándole forma a una mama más redondeada y turgente. En algunas ocasiones se realiza además una liposucción del lateral de la mama.

La técnica a realizar será la elegida por consenso entre cirujano y paciente en las consultas previas a la cirugía. Haremos todo lo posible para que las cicatrices sean imperceptibles, colocándolas en lugares estratégicos, haciéndolas tan cortas como se pueda y suturándolas con las técnicas más estéticas posibles.

Tres son las cicatrices clásicas para reducción mamaria:

• Alrededor de la areola (cicatriz periareolar). Siempre se utiliza.
• Entre la areola y el surco submamario (cicatriz vertical). Prácticamente siempre se usa.
• En el mismo surco submamario. Se usa sólo en combinación de las otras dos en los casos en los que sobra más piel. Será más larga cuanta más piel sobre y más corta en los casos más leves.

En caso de querer colocar un implante, se aprovechará cualquiera de ellas. En algunos casos se usa sólo la primera, en otros las dos primeras y lo más frecuente es que se usen las tres cicatrices. Cada una de las opciones tiene sus ventajas e inconvenientes. La mejor técnica es la más adaptada a cada tipo de mama. Juntos habremos decidido qué es mejor para tu caso.

Luego cerraré en varias capas para asegurar que el resultado es óptimo. Todas las suturas utilizadas son absorbibles, por lo que no hace falta quitar los puntos. Para que las cicatrices sean lo menos perceptibles que sea posible, cierro la herida desde dentro, para que no se vean los puntos.

Habitualmente no empleo drenajes debido a la meticulosidad con la que coagulo los vasos sanguíneos. Esto lleva algo de tiempo, pero ahorra muchas molestias postoperatorias.

En total, la cirugía de reducción mamaria la realizo en entre 2 y 4 horas.

Siempre, permanecéis un tiempo de recuperación en el área quirúrgica y cuando estáis estables y seguras, se os sube a la habitación.

Por último, si el alta no se produce el mismo día, me gusta por seguridad, realizar una cura para comprobar que todo está correcto y limpio antes de enviaros a casa y os preparo un informe de alta detallado y completo en el que viene, por escrito, el tratamiento a seguir en casa y otras recomendaciones, así como el teléfono 24 horas..

¿Cuándo puedo ir a casa?

¿Tendré que volver para el cuidado post-operatorio?

¿Cuánto tiempo necesito estar de baja?

¿Cuándo puedo volver a mi actividad normal?

Dar el siguiente paso.

Si deseas aprender más acerca de la reducción mamaria o deseas seguir adelante para mejorar tu autoestima y satisfacción, haz clic en el botón de abajo para solicitar una cita con el Dr. Solesio.

Operaciones relacionadas:

Elevación de pecho: También conocido como mastopexia , sirve para reposicionar la glándula mamaria a su altura idónea y modificar la forma de la mama para que sea más atractiva y juvenil. Muchas veces se combina con prótesis de aumento pequeñas para darle una mayor turgencia. También es posible hacer las areolas más pequeñas si han crecido. La mastopexia con implantes es una de las técnicas que realizo con más frecuencia en mujeres tras dar a luz y quedarse con el pecho vacío y descolgado.

Abdominoplastia: Una de las cirugías que más se asocian con el pecho caído y/o vacío es el estiramiento del abdomen. Mediante esta técnica, se tensan los músculos del abdomen, recuperando la cintura, se elimina la piel sobrante y se da turgencia a la que queda. También se puede eliminar el exceso de grasa mediante una liposucción para ayudarle a recuperar su autoestima y sentirse más seguro con respecto a su cuerpo.

 

 

Redes Sociales
Dónde estamos
C/Granja de Rocamora 6 -1º Alicante 03015 Tel 965 92 07 13