Sudoración excesiva

Hiperhidrosis. Sudoración excesiva en manos, pies o axilas.

Como puedes ver en esta página, la toxina botulínica tiene muchísimas utilidades y cada vez más. Es cierto que es famosa por el uso que hacen de ella los famosos para eliminar sus arrugas, pero por sorprendente que parezca, sirve también para otras indicaciones como para solucionar un problema que afecta a muchos pacientes: la sudoración excesiva.

Mucha gente padece una enfermedad llamada hiperhidrosis. Consiste en una sudoración excesiva en manos, pies y/o axilas, sobretodo cuando están nerviosos. Este aumento de producción de sudor se traduce en manos literalmente mojadas de sudor.

Imagínate estas situaciones: padeces este problema y un jefe de tu unidad te presenta al nuevo gerente de la empresa y le tienes que dar la mano, pero la tienes totalmente mojada (incluso goteando de sudor) y lo sabes, poniéndote más nervioso aún.

O tienes que escribir un examen y tu mano va empapando la hoja del examen y hace que la tinta se emborrone. Cuando más lo piensas, más sudas.

Esto son situaciones reales que le pasa a la gente con estos problemas. También te puedes imaginar lo que supone esta cantidad de sudor en las axilas empapando las camisas y siendo evitado por la gente alrededor.

Es una enfermedad discapacitante por la repercusión social que tiene. Hasta hace pocos años, el único tratamiento era una cirugía torácica para cortar unos nervios que hay junto a la columna vertebral. Hoy en día tenemos una alternativa y por sorprendente que parezca es el botox (la toxina botulínica en general).

La toxina botulínica interrumpe el estímulo nervioso que provoca la liberación de sudor por parte de la glándula. De este modo, la orden de sudar no llega hasta su destino y la piel queda más seca.

La aplicación se puede realizar sin anestesia puesto que las agujas que utilizo son especiales. Son las más finas del mercado. Son nanoagujas tan finas que el pinchazo no llega a notarse prácticamente, volviéndose indoloro.

El resultado es apreciable a partir del 4º día aproximadamente y el efecto de una aplicación de 30 minutos dura hasta 6 meses.

Por todo ello, la toxina botulínica ha supuesto una revolución en el tratamiento de la hiperhidrosis sin cirugía.

 

Redes Sociales
Dónde estamos
C/Granja de Rocamora 6 -1º Alicante 03015 Tel 965 92 07 13